Paciente de sexo femenino de 53 años de edad, acude a la consulta para evaluación  radiográfica previa al inicio de tratamiento odontológico.  

En la radiografía panorámica virtual (Figura 1) se observa múltiples zonas radiopacas de bordes irregulares y limites definidos, localizadas en zonas próximas a ápices dentarios de piezas 16, 14, 13, 23 a 26,  34 a 45, así como en zonas edéntulas de molares inferiores de ambos lados. 

En el estudio realizado por Tomografía Computarizada Cone Beam (CBCT), en cortes transaxiales, transversales y axiales (Figuras 2, 3, 4, 5 )se observan múltiples imágenes hiperdensas de limites definidos, bordes irregulares, rodeados de halos hipodensos localizados en proximidad a estructuras apicales de piezas 16, 14, 13, 23 a 26,  34 a 45, así como en zonas edéntulas de molares inferiores de ambos lados, siendo que algunas de ellas condicionan el adelgazamiento de las corticales óseas adyacentes. Signos tomográficos sugerentes de una lesión fibro-ósea: Displasia Ósea Florida. 

Comentario: 

La displasia ósea florida (DOF) pertenece al grupo de Lesiones fibro-óseas y se refiere a un conjunto de lesiones localizadas en zonas periapicales e interradiculares.

Radiográficamente se observan lesiones radiolúcidas, mixtas o radiopacas, según la fase de desarrollo en  la cual se encuentre,  localizadas preferentemente en mandíbula de forma bilateral y en ocasiones en el maxilar. Caracterizados por un reemplazo de hueso normal por tejido fibroso y hueso metaplásico, en ciertos casos las imágenes radiopacas que se generan pueden confundirse con el aspecto normal del hueso.

Fue descrita por primera vez por Melrose en el año 1976, posteriormente Waldron introduce el término de displasia cemento ósea florida debido a la semejanza a cemento que presentan las masas escleróticas densas típicas de esta entidad; actualmente es conocida como displasia ósea florida, ya que se observó que este tipo de lesiones no son consideradas como productoras de cemento. Es prevalente en mujeres negras entre 30 y 50 años de edad, pudiendo presentarse también en asiáticos y caucasianos. El envolvimiento de los cuatro cuadrantes posteriores no es inusual, los dientes presentes poseen vitalidad, sin embargo el 10% presenta dolor y exposición al medio oral debido a infección secundaria. Un patrón familiar ha sido relatado pero es un aspecto controversial en la literatura.

  • Autor: Dr. Gustavo Fiori Chincaro
  • gfiori@cdi.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.