Paciente masculino de 18 años de edad, acude a la consulta por una hinchazón en el maxilar inferior derecho y un fuerte dolor en dicha zona.

A la evaluación clínica el paciente presenta una importante tumefacción de consistencia firme por vestibular, un fuerte dolor incrementado en el tiempo desde hace tres meses, supuración maloliente en la zona posterior del maxilar inferior derecho y enrojecimiento de la encía a dicho nivel.

A la evaluación en la radiografía panorámica:

Se evidencia una lesión osteolítica en el maxilar inferior derecho que se extiende desde mesial de la pieza 44 hasta la proximidad de la escotadura sigmoidea y desde el reborde óseo alveolar hasta la basal mandibular.

A la evaluación por tomografía computarizada de haz cónico (Cone Bean) se observa una imagen isodensa de límites definidos y bordes corticalizados.

En los cortes axiales:

se observa una expansión, adelgazamiento y erosión de corticales vestibulares y linguales, además, desplazamiento del conducto dentario inferior hacia vestibular.

En los cortes sagitales y transaxiales

se evidencia el adelgazamiento de la basal mandibular, desplazamiento en sentido caudal y vestibular del conducto dentario inferior, desplazamiento de las piezas 45,46,47 y 48 hacia lingual, además del borramiento de la lámina dura de las piezas 44,45,46,47 y 48, y solución de continuidad a nivel del reborde óseo alveolar de las piezas 47 y 46.

Estos signos imagenológico son sugerentes de una lesión quística, probablemente un Queratoquiste, con una infección sobre agregada,  se recomienda realizar el examen histopatológico para concluir el diagnóstico definitivo. 

Comentario:

Según la nueva clasificación de la OMS el Queratoquiste odontogénico es un tipo histológico de quiste odontogénico de desarrollo de origen epitelial.

El Queratoquiste odontogénico de frecuente aparición, comúnmente se presentan entre la segunda y tercera década de vida, aparece en la parte posterior de la mandíbula y tiene un crecimiento medular, tiende a respetar el hueso compacto y puede desplazar piezas dentarias, no suele ocasionar reabsorción radicular externa, a diferencia de del Ameloblastoma, una lesión tumoral, además desplaza el conducto dentario inferior, tiene gran recidiva y el tratamiento generalmente suele ser la enucleación y la marsupialización combinadas. 

    Autor:    

  • Dr. Herzon Atoche
  • Especialista en Radiología Bucal y Maxilofacial
  • hatoche@cdi.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.