Se presenta el caso de una paciente de género femenino de 7 años de edad, que acude a la consulta manifestando dolor moderado en el lado derecho de la cara y que a la evaluación clínica muestra un aumento de volumen en la región geniana baja del lado derecho, de consistencia dura y con extensión hacia la zona submandibular.

Intraoralmente presentaba un aumento de volumen vestibular a la pieza 46, que condiciona el borramiento de fondo de surco, doloroso a la palpación. 

A la evaluación de la radiografía panorámica (Figura 1) se evidenció una imagen radiolúcida interradicular de pieza 46, de límites definidos y bordes corticalizados, con incremento de la densidad ósea circundante. 

La evaluación por tomografía cone beam mediante corte coronal (Figura 2), axial (Figura 3) y reconstrucción 3D (Figura 4), permite la adecuada evaluación del proceso osteolítico asociado a la pieza 46, permitiendo evidenciar su extensión desde la zona de furcación hacia vestibular, condicionando el adelgazamiento y erosión de la tabla ósea vestibular, así como la presencia de reacción periostal e incremento de la densidad ósea circundante, lo que nos sugiere la presencia de un proceso infeccioso sobreagregado. 

Comentarios

El quiste mandibular bucal infectado (QMBI) es una lesión quística inflamatoria que se presenta en pacientes dentro de la primera década de vida (6 a 10 años de edad), a nivel de las primeras o segundas molares en erupción. Es una entidad poco frecuente (0.45% de los quistes maxilares) que mayormente se suele encontrar como hallazgo en exámenes radiográficos de rutina. La vitalidad de la pieza dentaria asociada no se encuentra comprometida, contrario a los quistes inflamatorios radiculares. 

Si bien su etiología no es del todo clara, se asocia a un proceso inflamatorio nivel pericoronario que estimularía la proliferación de los restos epiteliales odontogénicos (epitelio reducido del órgano del esmalte, restos epiteliales de Malassez y remanentes de la lámina dental) que permanecen en la superficie del ligamento.

Autor(es): Dr. Luis Díaz A.

Etiquetas: casos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.