Paciente de 12 años, género masculino, acude al servicio por indicación del odontopediatra con indicación de localización de piezas supernumerarias en el maxilar superior, región anterior, descubiertas en examen radiográfico de rutina.

 Al examen clínico presenta dentición permanente sin ninguna anomalía de forma o de erupción. En la radiografía Panorámica, se evidencia una discreta divergencia del eje mayor de los incisivos centrales superiores en razón de la presencia de un mesiodens incluido, en posición vertival invertida; el otro diente supernumerario se proyectaba en la región apical de piezas 14,13,12 en posición horizontal (Figura 1).

Al estudio con tomografía volumétrica las reconstrucciones multiplanares muestran el mesiodens en posición vertical invertida, localizado entre el ápice radicular de piezas 21 y el conducto nasopalatino, en relación directa con esta estructura y con la fosa nasal suprayacente condicionando el adelgazamiento de sus corticales; la segunda pieza supernumeraria se localiza en el paladar duro con la corona volteada en dirección del palador blando, condicionando solución de continuidad del piso de fosa nasal y con discreta dilaceración apical (Figura 2 y 3).

En la reconstrucción 3D se representa la anatomía de las piezas supernumerarias y al relación con su entorno (Figura 4).

Comentarios

La hiperodoncia o dientes supernumerarios se define como el número excesivo de dientes en la arcada dentaria decidua o permanente. La incidencia de hiperodoncia oscila entre el 0.45%y el 3%, de estos porcentajes los Mesiodens, denominados así por localizarse en la región anterior del maxilar superior entre los dos incisivos centrales, representan el 80% pudiendo ser únicos, pares y incluso multiples. De los dientes supernumerarios, apenas el 25% erupcionan, por lo que la mayoría de ellos permanecen incluidos dentro del maxilar superior. 

La localización de uno o más dientes supernumerarios por medio de la Tomografía volumétrica proporciona una evaluación con riqueza de los detalles anatómicos de su entorno, visualización de la anatomía de la corona y raíces permitiendo un adecuado planeamiento quirúrgico, con previsibilidad del mejor abordaje para el caso, reduciendo el estrés para el paciente y para el profesional. 

Autor(es): Dra. Laura Ramírez S., Dr. Gabriel García D., Dr. Johann Canto M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.