Paciente de sexo femenino de 35 años de edad, acude al centro de diagnóstico por imágenes para evolución de tomografía volumétrica.

A la evaluación de la radiografía panorámica se evidencia Imagen radiolúcida multiloculada ubicada en rama ascendente izquierda, de límites definidos y bordes corticalizados. Se evidencia compromiso de apófisis coronoides con expansión cortical cefálica.

A la evaluación por tomografía computarizada de haz cónico se observa una imagen hipodensa multiloculada de límites definidos y bordes corticalizados.

En los cortes sagital y axial (Figuras 1 y 2) se observa compromiso de la apófisis coronoides con expansión cefálica de la vertiente posterior y perforación del borde posterior mandibular, por encima del ángulo mandibular, además se evidencia el borramiento del conducto dentario inferior.

En el corte coronal (Figura 3) se observa ligera expansión, adelgazamiento y perforación de la cortical lingual.

Las reconstrucciones volumétricas (Figuras 4 y 5) muestran extensión de la lesión y perforación de corticales.

Signos imagenológicos sugerentes de lesión tumoral benigna, probable queratoquiste. Se recomienda realizar el examen histopatológico para concluir el diagnóstico definitivo.

Por otro lado se puede apreciar en el corte axial (Figura 6) una imagen hipodensa a nivel de cóndilo mandibular de forma redondeada, límites definidos y bordes corticalizados sugerente de quiste subcondral.

COMENTARIO

El queratoquiste se suele presentar entre las edades de 25-35 años y 55-65 años, mostrando predilección por el sexo masculino (2:1). Afecta en un 60-80% la mandíbula, principalmente la región del tercer molar inferior y rama ascendente (28.8-30%), la región del tercer molar superior (12.3-15%), la región de primero y segundo molares mandibulares (8.6-9%), la región de canino superior (12.3-15%) y la región de premolares inferiores (7.2-7.5%). Su tamaño varía de uno a siete cm o varios centímetros más (se puede prolongar hasta la línea media y base del cráneo). Es generalmente asintomático y suele detectarse accidentalmente durante un examen radiológico de rutina. En éste se puede observar una imagen radiolúcida bien definida, con un delgado margen de hueso esclerótico; puede ser unilocular o multilocular y se asocia en un 25-40% a un órgano dentario retenido, 24% no asociado a un órgano dentario y un 12% asociado a una zona de extracción previa. Así mismo, es posible observar desplazamiento (divergencia) de las raíces, extrusión de órganos dentarios adyacentes, rizoclasia y movilidad dentaria en raras ocasiones. El diagnóstico diferencial es amplio pudiendo encontrarse el quiste óseo traumático, quiste radicular, quiste periodontal lateral, quiste residual, quiste nasopalatino, granuloma central de células gigantes, querubismo, tumor pardo del hiperparatiroidismo, malformaciones vasculares, tumores óseos benignos y plasmocitomas.

Autor:
          Dra. Jhoana Llaguno Rubio 
          Especialista en Radiología Bucal y Maxilofacial
          academico@ilaeperu.com

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.