Paciente masculino de 27 años de edad, acude a la consulta para descartar presencia de patología apical de pieza 26. 

En la evaluación de la radiografía panorámica,

la pieza 26 presenta una imagen radiolúcida difusa, en región de furcación y cervical, a nivel de raíz mesiovestibular la cual presenta también disminución de su longitud radicular sugerente de reabsorción radicular. Además, la misma pieza presenta rehabilitación protésica,  material de obturación de conductos y espigo intrarradicular. La radiografía panorámica evidencia también una imagen radiopaca con imagen radiolúcida adyacente en cuerpo mandibular derecho, a nivel de pieza 46. Con las características observadas, se solicitó un estudio por medio de Tomografía Computarizada Cone Beam de campo pequeño, en el cual se detecta en vistas coronales 

la presencia de un cuarto conducto en raíz mesiovestibular (MV2) con ausencia de material de obturación de conducto, proceso osteolítico perirradicular a raíz mesiovestibular y a nivel de furcación sugerente de Absceso que condiciona erosión en cortical vestibular, y se confirma la presencia de Reabsorción radicular externa inflamatoria en tercio apical y medio de raíz mesiovestibular. La tomografía evidencia también en vistas sagitales 

el engrosamiento de la mucosa antral basal del seno maxilar del lado izquierdo, sugerente de Sinusitis de probable origen odontogénico. 

La representación 3D 

de la condición de Reabsorción radicular externa inflamatoria permite resaltar la relación entre la osteolisis inflamatoria y la reabsorción. 

Comentario

La Reabsorción radicular externa (RRE) es una condición asociada a un proceso fisiológico o patológico que condiciona la pérdida de estructura componentes dentarios. Entre estas, la reabsorción patológica puede ocurrir posterior a injurias traumáticas, movimiento ortodóntico, inflamaciones crónicas de origen infeccioso de los tejidos pulpares y periodontales, procedimientos quirúrgicos y presión excesiva de un diente impactada o de una lesión tumoral.   La RRE se clasifica, según la característica clínica e histopatológica que la produce, en reabsorción superficial externa, reabsorción radicular externa inflamatoria (RREI) y reabsorción por substitución. Por su parte, la RREI  se caracteriza por ser progresiva, indolora, y cuyo diagnóstico se realiza como un hallazgo radiográfico que se presenta adyacente al proceso osteolítico del hueso circundante y se relaciona directamente con la necrosis pulpar, que favorece la presencia de microorganismos en el sistema de canales radiculares y en los túbulos dentinarios. Esta reabsorción es progresiva si no se realiza el tratamiento endodóntico, sin embargo, es el tipo de reabsorción con mejor pronóstico por el tratamiento de desinfección del sistema de canales radiculares y su diagnóstico precoz incrementa las posibilidades de preservación de la pieza dentaria.

  • Autor: Dra. Laura
  • Contacto: lramirez@cdi.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.