Paciente masculino, de 79 años de edad, acude a la consulta por aumento de volumen del tejido blando en la región posterior izquierda del maxilar inferior.

En la radiografía panorámica (Figura 1) se aprecia la presencia de una imagen radiolúcida, proyectada en el cuerpo mandibular izquierdo, de limites mal definidos y bordes difusos, con presencia de una

solución de continuidad con aspecto de escalón en la basal mandibular a ese nivel. Signos radiográficos sugerentes de lesión maligna. 

Para mejor visualización y delimitación de la lesión se realizó una evaluación por medio de un estudio por tomografía volumétrica Cone Beam en cortes axiales y sagitales (Figuras 2 y 3), en los cuales se observa presencia de lesión osteolítica ubicada en el cuerpo mandibular izquierdo, de límites difusos, que se extiende en sentido céfalo caudal desde la cima de reborde alveolar hasta la basal mandibular, ocasionando dentario inferior y que condiciona fractura patológica con extensión a la basal mandibular. Se evidencia, así también dilatación del conducto mentoniano del lado izquierdo  y patrón permeativo a nivel de la cortical basal. Signos tomográficos compatibles con Neoplasia Maligna. Finalmente en la reconstrucción en 3D (Figura 4) se representa gráficamente la relación de la lesión con las estructuras óseas. 

Comentarios

Las neoplasias malignas en cavidad bucal representan aproximadamente el 3,5-5% de todas las lesiones malignas del organismo y se presentan generalmente en adultos mayores. La lesión más frecuente de origen epitelial es el Carcinoma de células escamosas que representan el 90% de las neoplasias malignas orales. Dentro de las características clínicas debemos tener en cuenta que presenta una silenciosa sintomatología inicial y que el aumento de volumen de tejido blando o la presencia de una adenopatía cervical solitaria son los motivos que instan al pacientes a la consulta. El proceso de infiltración produce destrucción ósea que produce perforación de las corticales óseas hasta condicionar una fractura patológica, además del aumento del calibre del conducto dentario inferior que puede relacionarse con un antecedente de parestesia y una marcada dilatación del espacio para el ligamento periodontal en piezas dentarias adyacentes a la lesión, si la pérdida ósea ocurre a nivel de las raíces se observará una apariencia de “diente flotante”.  

Autor(es): Dr. Carlos Vigo, Dr. Luis Díaz y Dra. Laura Ramírez

Etiquetas: casos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.