Paciente femenino de 46 años de edad, acude a la consulta por presencia de dolor a la masticación en la región superior del lado derecho. 

Figura 1

En la radiografía panorámica (Figura 1), se observa la pieza 16 con restauración protésica, ensanchamiento del espacio del ligamento periodontal y lesión osteolítica en la región del ápice. Además, se evidencia las piezas 15 y 46 con obturación de conductos y restauración protésica y engrosamiento de la mucosa antral de ambos senos maxilares. 

Figura 2
Figura 3
Figura 4

A la evaluación por medio de Tomografía computarizada volumétrica de pieza 16, en cortes transaxiales(Figura 2), se observa la presencia de material opaco cameral, proceso osteolítico de límites difusos en región apical de raíz palatina y mesiovestibular  condicionando erosión de la cortical vestibular, y cortical basal del seno maxilar, respectivamente. Además, se evidencia la presencia de discreto proceso osteolítico en región de furcacióny línea hipodensa en piso de cámara pulpar que se extiende de mesial a distal, como observada en los cortes axiales (Figura 3), sugerente de Fractura radicular sin separación de segmentos. La reconstrucción 3D (Figura 4) representa también de forma gráfica la presencia de la Fractura radicular y su asociación al proceso osteolítico adyacente. 

Comentario:

Las fracturas dentarias no son poco inusuales en la consulta dental. Muchas de ellas no son diagnosticadas y por tanto, no reciben el tratamiento adecuado. Las fracturas radiculares verticales y horizontalespueden involucrar el cemento, y dentina, siendo  su abordaje, diagnóstico y pronóstico diferentes. Las fracturas pueden localizarse en el trayecto radicular (fractura radicular), en la porción coronaria y en la región de piso de cámara pulpar. Las fracturas pueden producirse por traumatismos dentales directos o factores iatrogénicos, dentro de estos se encuentra el propio procedimiento endodóntico. Los aspectos imaginológicos a considerar para su diagnóstico son ensanchamiento del espacio periodontal, defecto óseo o proceso osteolíticos adyacentes, sin embrago, estas características no siempre descartan la posibilidad de presencia de fractura, siendo por tanto, su diagnóstico de gran desafío en la práctica diaria. 

Contáctese con el autor:

Dra. Laura Ramirez  Sotelo

lramirez@cdi.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.