Paciente masculino de 47 años de edad, acude a la consulta para evaluación del maxilar superior e inferior, presenta movilidad de piezas 35 y 33 con exposición de hueso a dicho nivel, y presencia de inflamación, sangrado y secreción purulenta a consecuencia de extracciones en dicha zona hace 2 años. Paciente diagnosticado con esclerosis múltiple hace 7 años.

La radiografía panorámica (Figura 1) evidencia dos lesiones en maxilar inferior:

Figura 1

A) Lesión radiolúcida de límites definidos, bordes corticalizados y forma irregular proyectada en maxilar inferior izquierdo, la misma que se extiende desde distal de la pieza 35 hasta mesial de la pieza 33, y desde la cima del reborde alveolar hasta el conducto dentario inferior. Esta lesión produce el borramiento de lámina dura apical de pieza 33 y la reabsorción radicular de la pieza 35.

B) Lesión radiolúcida de límites definidos, bordes corticalizados y forma irregular proyectada en maxilar inferior derecho, la misma que se extiende desde el nivel de pieza 32 hasta el nivel de pieza 44, y desde la cima del reborde alveolar hasta la proximidad de la basal mandibular. Esta lesión produce el borramiento de lámina dura apical de pieza 43.

Posteriormente con la evaluación de la tomografía volumétrica a nivel de cortes axiales se confirma la presencia y la extensión de las lesiones las cuales producen la expansión y adelgazamiento de las tablas óseas vestibular y lingual, y erosión de la tabla ósea vestibular de la lesión del tercer cuadrante.

Figura 2 

En los cortes coronales se evidencia la pérdida de lámina dura y reabsorción radicular externa de la pieza 35, y la pérdida de lámina dura a nivel apical de pieza 33 y 43. Además, se puede evidenciar la asociación de la lesión al lecho alveolar de las piezas 34 y 42 respectivamente.

Figura 3

A nivel de la evaluación de los cortes sagitales y transaxiales se observa la bifurcación radicular, pérdida de lámina dura y reabsorción radicular externa de la pieza 35, pérdida de lámina dura apical de piezas 33 y 43. Además del adelgazamiento de la tabla ósea vestibular y la asociación de las lesiones a los lechos alveolar de las piezas 34 y 42.

Figura 4

Signos tomográficos sugerentes de lesión quística (a descartar Quiste Residual), se recomienda ampliar estudio con examen anatomopatológico.

Las lesiones previamente descritas también son observadas en las reconstrucciones tridimensionales, resaltando el defecto óseo que afecta al hueso.

Figura 5 

COMENTARIO

El Quiste Residual está considerado dentro de lo quistes de origen inflamatorio. Según la nueva clasificación de la OMS 2017, un Quiste Residual es un quiste radicular que permanece en los maxilares después de la extracción del diente afectado. Clínicamente se presenta generalmente a partir de la 3ra década de vida y pueden o no presentar aumento de volumen (depende del tamaño), asociado a un espacio edéntulo.

Radiográficamente  se presenta como una imagen radiolúcida de límites bien definidos y bordes corticalizados asociada en las regiones apicales del proceso alveolar de los maxilares. Su tamaño es variable (desde 2cm hasta tamaños considerables que producen expansión de tablas óseas), de forma redondeada o en forma de copa de Coñac, puede producir expansión de tablas óseas, desplazamiento de piezas adyacentes y raramente reabsorción radicular.

Autor: 

  • Dr. Jean Pierre
  • Paucarjpaucar@cdi.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Vamos al Whatsapp.